Sinopsis

Desde el testimonio de vida y flauta del músico y lutier CENEN OMEN, descubriremos la estrecha relación entre la música de chirimía caucana y las celebraciones religiosas conocidas como Alumbranzas, en el resguardo Yanakona de Caquiona, Almaguer. Cauca

Alumbranzas

En Colombia, la relación entre músicas tradicionales y religiosidad popular tiene un marcado acento en diferentes tipos de celebraciones a lo largo y ancho del territorio.

En éste amplio contexto de la religiosidad popular la expresión musical de la Chirimía Caucana tiene la particularidad de contar con una virgen patrona, la Mama Concia. Cada año en el resguardo indígena Yanacona de Caquiona, Almaguer, Cauca, se celebran las Alumbranzas, donde los devotos, acompañados de las bandas de flautas tradicionales o también llamadas chirimías, realizan una correría por el territorio hasta llegar a una casa preparada para la ocasión a través del trabajo colectivo, donde se congregan a venerar las imágenes sagradas en vigilia.

Legado Histórico y Ancestral

Durante la noche los rezos son acompañados por las flautas, tambora, carrasca, caja y maracas. Alma y sonido uno serán se concibe como un viaje musical por las expresiones religiosas de la comunidad Yanacona del resguardo de Caquiona, donde la tradición de las chirimías continúa vigente en su legado histórico y ancestral.

Resguardo

Caquiona es el resguardo indígena más antiguo que tiene Almaguer. Ubicado en lo que es conocido como el Macizo colombiano, tiene una trascendencia cultural significativa por sus costumbres centenarias; Se mantiene un fuerte lazo con la naturaleza, agradeciendo los frutos recibidos de la tierra con expresiones culturales, danzas y música. Trabajan en la recuperación del quechua como lengua nativa.

Documental

El proyecto documental Alma y sonido uno serán, está compuesto por una plataforma comunicacional que incluye un tiraje en DVD (Making of, fotografías y soundtrack). Una web site y redes sociales con contenido extra.